Interiorismo con encanto en Teruel

En esta ocasión compartimos con todos vosotros esta vivienda reformada en Olba (Teruel), un remoto pueblo situada a medio camino entre las sierras de Gúdar-Javalambre y Espadán.

La construcción inicial,  cuya fecha se remonta al siglo XVII, estaba formada por dos viviendas conjuntas, las cuales fueron unificadas para crear una gran propiedad de 250 metros cuadrados distribuidos en 3 plantas distintas. Actualmente esta vivienda ofrece servicio como casa rural.

la-casa-de-los-moyas-3

La reforma fue realizada por el estudio de arquitectura Narayantan, quienes en todo momento se esforzaron por mantener partes de la estructura original, así como los muros de piedra arenisca, propia de la zona, o el arco del original fogón de la cocina.

la-casa-de-los-moyas-7

Interiormente, se combinan los suelos de barro cocido y el parque de sabina y castaño. Las ventanas, realizadas con madera de mobila, simbolizan los motivos de las piezas orginales, las cuales se recuperaron durante la reforma del inmueble y que se encuentran actualmente en la despensa de la casa.

la-casa-de-los-moyas-2

Otro aspecto a recalcar es la amplitud de todas las zonas de esta casa rural. Además, esta increíble propiedad posee unas fantásticas vistas a las orillas del río Mijares y a los bosques de robles, carrasca, lentiscos y pinos de montaña. En cualquier lugar, la naturaleza hace acto de presencia.

la-casa-de-los-moyas-6

En relación con el exterior del inmueble, otras zonas importantes de esta casa, como por ejemplo el antiguo cubo de vino, parcialmente derrumbada, fue adaptado como zona de reposo de unos 40 metres cuadrados con barbaco.