Estilo, ese gran desconocido

No es ninguna novedad decir que si hay algo complicado en el sector del interiorismo es acertar con el estilo que pide el cliente. Cuando adquirimos una nueva casa o estamos trabajando en su reforma o remodelación siempre lo hacemos sabiendo que es fundamental conseguir una personalidad propia. Cualquier hogar, por modesto que sea, debe hablar por si mismo, contar historias de las personas que las habitan y no ser copias exactas unas de otras.

Sabemos que no es fácil adquirir esa personalidad y que en muchas ocasiones requiere estrujarse un poco la cabeza. Por ello, hoy te proponemos algunos consejos para que des un estilo propio a cualquier espacio de tu hogar. Hoy, como veréis, nos centramos en la iluminación, concretamente en la iluminación de un comedor.

Entre los diferentes consejos que os podemos, los más importantes son: apostar por el arte, contar con plantas (ramos naturales, pequeñas macetas), confiar en los grises, blancos o beiges, alejarnos del desorden y contar con una iluminación cálida y confortante. Otros grandes aliados serán los espejos, multiplican el espacio y la luz, así que no te cortes y da rienda suelta a tu imaginación.

Recordad también que las cosas pueden utilizarse de manera distinta a su función habitual, un marco, por ejemplo, no tiene por qué llevar fotos, puedes utilizarlos para crear composiciones en la pared sin necesidad de poner nada en su interior.