Te descubrimos la última vivienda de Picasso!

Ubicada en la Costa Azul francesa, el Mas de Notre Dame de Vie, en Mougins, fue la última casa del genial artista Pablo Picasso. En esta vivienda residió y trabajó desde 1961 hasta su muerte en el 73. Tras su muerte, la mujer de Picasso, Jacqueline Roque, siguió viviendo en esta casa hasta su muerte, en 1986. Tras su defunción, la vivienda quedó vacía durante 30 años, deteriorándose su estado hasta que una agencia belga la adquirió para restaurarla. Para llevar a cabo la remodelación de esta casa, el prestigiosos interiorista y decorador Axel Vervoordt se ocupó de devolverle la vida, respetando lo que ya había cuando vivía el pintor, pero dotando a la vivienda de todas las comodidades actuales. Unos trabajos que necesitaron nada más y nada menos que 100 personas durante 2 años.

Aunque originalmente esta casa es del siglo XX, ha sufrido varias remodelaciones, desde una ampliación cuando vivía Picasso, hasta otra segunda remodelación en 1995 y las dos últimas obras realizadas en 2007 y 2010. Como se puede apreciar en las imágenes, esta vivienda destaca por su mampostería de piedra tradicional, unos techos altísimos y elementos auténticos con acabados de lujo. Es en esta finca donde Picasso encontró el retiro perfecto y la tranquilidad indispensable para crear sus obras más famosos. Tanto es así que dicha casa contenia cientos de pinturas, dibujos, grabados y esculturas. Además, para poder trabajar sin distracción, agregó un estudio con terraza a las 24 habitaciones que por entonces tenia la vivienda.