, ,

Una casa respetuosa con el medio ambiente

Ubicado en las afueras de Nueva York, el inmueble que nos disponemos a hablar hoy se puede concebir como una vía de escape de nuestra monotonía, sobretodo si vives en una gran ciudad. Esta casa, llamada Grzywinski Pons, tiene un equipamineto tan compleo que podría convertirse perfectamente en tu nuevo hogar, más allá de su principal atractivo: ser una vivienda 100% sostenible con el medio ambiente.

El concepto de la construcción de este inmueble reside en proporcionar a sus inquilinos un espacio para vivir durante un largo periodo de tiempo. Además, se trata de una vivienda de alquiler con la peculiaridad que sus inquilinos no tendrán unos grandes gastos mensuales en materia de electricidad, agua o calefacción. El principal objetivo de los propietarios de Grzywinski Pons fue construir una vivienda en un entorno natural, con espacios muy abiertos para contemplar el exterior y, al mismo tiempo, que fueses una casa respetuosa con la naturaleza, minimizando los gastos energéticos.

El inmueble se ha construido esencialmente con materiales como el aluminio y la madera, además de contar con un sistema innovador para una correcta circulación del aire en su interior. Otros aspectos a destacar de la vivienda son su eficiente calefacción a través del suelo, iluminación con tecnología LED o electrodomésticos con sello de alta eficiencia energética, son algunos de sus puntos más fuertes.

Por otro lado, su decoración minimalista y moderna que le aporta un estilo diferente y original. En el interior del inmueble destacan los colores negros y blancos que resaltan las paredes y otras partes concretas de las habitaciones, mientras que objetos como las sillas y lámparas de color rosa, combinan perfectamente con el marrón madera de la mesa del comedor.