,

Las últimas tendencias arquitectónicas en viviendas sostenibles

Hoy día, ya empieza a ser habitual encontrar viviendas con un diseño arquitectónico y un equipamiento que respete el medio ambiente. Pero la realidad es, ¿sabemos exactamente como son este tipo de inmuebles y en qué se basa su construcción?

 

La definición de una vivienda sostenible no es otra que una evolución de los diseños de los inmuebles clásicos, y adaptarlos de forma arquitectónica respetando las leyes del medio ambiente, minimizando el impacto sobre este. Así mismo, este tipo de viviendas contienen un equipamiento el cual es optimizado para obtener una mayor eficiencia energética, y potenciando la re-utilización de materiales, aprovechando los recursos que ofrece la misma naturaleza.

Existe una gran variedad de casas ecológicas tantas como diseños de construcción. Ya que, como hemos dicho, este tipo de viviendas se construyen en base a ideas obtenidas del propio entorno natural, podemos encontrar desde casas que se camuflan perfectamente con la vegetación, hasta otras construcciones que mezclan el diseño alternativo con la arquitectura clásica urbana

Sea cual se el tipo de casa ecológica que guste, entre ellas tienen 4 aspectos comunes. En primer lugar tenemos que hablar de las necesidades, si el espacio y la superficie son adaptables para construir una vivienda, teniendo en cuenta también su orientación y la distribución. El diseño de la obra también es un factor importante a tener en cuenta ya que puede verse muy condicionado por el clima del lugar.

Así mismo, el hecho diferencial con las viviendas convencionales y que es un nexo en común con el resto de casas sostenibles, es el ahorro de energía. Ubicar el inmueble en un lugar soleado, con una orientación adecuada, y tener un sistema de ventilación eficiente con un buen aislamiento térmico, son características básicas que deben de tener este tipo de viviendas. Es por eso que en última instancia, las viviendas sostenibles ganan un plus en materia de sostenibilidad con la instalación de placas solares.

Otra de las alternativas que puedes equipar en tu posible nueva casa sostenible es la de utilizar agua obtenida directamente de la lluvia, ya se apara el consumo propio o utilizándola para el riego de las plantas, alimentar a los animales o para la higiene personal.