La segunda residencia que todos desean se encuentra en Ojai

Una segunda residencia es mucho más que un inmueble para pasar las vacaciones, descansar o desconectar de la rutina junto a la familia o amigos. Se trata de un lugar donde se reflejan los gustos estéticos de los propietarios y por tanto, un espacio que proporciona bienestar, intimidad y entretenimiento a partes iguales.

Obviamente, una segunda residencia, y más una como la que presentamos en este artículo no siempre es abastable para la gran mayoría de la gente mundana, económicamente hablando. Esta vivienda, situada en la ciudad californiana de Ojai, es un paraíso en medio del bosque en al que se camufla fácilmente por la presencia de extensos valles con abundante vegetación. ¿Y cual la artífice que diseño la vivienda que presentamos? Ni más ni menos que la prestigiosa interiorista americana Deborh Rhein   .

Uno de los primeros cambios fácilmente apreciables se produjo en el interior de la estancia con la presencia de colores amarillentos en las paredes y un suelo revestido con cemento para darle más consistencia, polivalencia y funcionalidad. Otros aspectos visuales y estéticos de gran valor se encuentran en la zona de la cocina, de grandes dimensiones, en la que se sustituyeron los armarios por estanterías de un tamaño reducido para optimizar el espacio. De hecho, para prevenir la suciedad de las paredes y el suelo, provocado por los humos que se liberan de la cocción, en la cocina se han colocado azulejos hachos de forma artesanal, gentileza de la decoradora Ann Sack.

El mobiliario en este inmueble juega un papel especialmente relevante ya que otorga a la estancia personalidad, sofisticación y elegancia debido a su estética natural y unos tejidos de tonalidades neutras. Sofás, alfombras y mesas como la que se encuentra en el salón, proporcionan a la vivienda un particular toque vintage. que nunca deja de pasar de moda por mucho que las tendencias en interiorismo esté en constante evolución.